El presidente de la Unión Cívica Radical de Villa Carlos Paz, Juan Lucero, destacó el triunfo de Juntos por el Cambio en las PASO aunque, rápidamente, se diferenció de otros dirigentes locales que integran la alianza y descartó un eventual acercamiento.

‘Si algunos creen que un triunfo de Juez y De Loredo los posiciona en Villa Carlos Paz están profundamente equivocados’, afirmó, en alusión al juecista Walter Gispert y al radical Carlos Felpeto.

En una entrevista con VillaNos Radio, Lucero se refirió a la crisis política en el gobierno nacional tras la derrota en las PASO.

‘Es una gestión que no ha encontrado el rumbo. Los vecinos no están hablando de cómo llegar a fin de mes, sino de cómo llegar al día 15. Y Juntos por el Cambio ha sido capaz de canalizar ese enojo, con la responsabilidad de crear un proyecto de país que nos contenga a todos.

Creo que valores como la honestidad, el trabajo y el esfuerzo deben ser los que levanten la Argentina, y no propuestas que tienen que ver con un momento coyuntural que no trae soluciones duraderas’, reflexionó.

Opinó que a la propuesta electoral de Cambiemos ‘le hace falta mucho más radicalismo para que no nos vuelva a pasar lo que nos pasó en el período 2015-2019 con el gobierno de Macri’.

Luego, cuestionó la decisión del expresidente de respaldar en la interna de Juntos por el Cambio en Córdoba a la lista liderada por Mario Negri. ‘El cordobés no tiene que ver con lo que piensa la gente en Buenos Aires. Nosotros defendemos a Córdoba y pensamos que no se tienen que poner a dedo los candidatos. Siempre consideré un error esa situación’, señaló.

Al día siguiente de las PASO, Juez y Negri compartieron una foto juntos con un mensaje de unidad. En lo local, parece impensable una señal de este tipo, sentando en la misma mesa a dirigentes como Walter Gispert, Carlos Felpeto y el propio Lucero como referentes de la alianza.

‘Las elecciones nacionales y provinciales distan mucho de lo local. Hay gente que se siente representada por dirigentes provinciales y nacionales y en lo local tiene una situación política muy compleja.

Creo mucho en un cambio generacional y en una nueva forma de hacer política. Creo mucho en los jóvenes. Creo mucho en el carlospacense, y creo que estos dirigentes han hecho de la política lo que hoy vive el vecino, y la realidad es que la gente está muy enojada.

La gente no cambia y por más que algunos dirigentes encuentren una coyuntura nacional que pueda llegar a darles algo de oxígeno, si piensan que eso puede darles representatividad en la ciudad están equivocados’, sentenció. Y reforzó: ‘Si creen que un triunfo de Juez y De Loredo va a poner en una situación política diferente a los dirigentes que se encolumnan en esa propuesta en lo local están muy equivocados. La gente los conoce muy bien.

El que entienda que esto puede ser una catapulta o un posicionamiento en Villa Carlos Paz está profundamente equivocado y está subestimando al vecino.

Hay dirigentes que piensan que los vecinos son sonsos, y los vecinos no son sonsos. Saben muy bien qué es lo que votan’.

De esta forma descartó de plano cualquier acercamiento, aunque aclaró que, de cara a las elecciones legislativas de noviembre, ‘tenemos una responsabilidad institucional de cuidar cada voto’.

‘Haremos la campaña que corresponda pero eso no hace que generemos un amiguismo. Trabajaremos y acompañaremos a la alternativa electoral que tenga el radicalismo, con Rodrigo De Loredo, con Soledad Carrizo y obviamente con Luis Juez como propuesta dentro de Cambiemos, pero eso no tiene nada que ver con que uno haga nuevas amistades en la ciudad’, insistió.

Teniendo en cuenta la buena relación entre la actual conducción de la UCR carlospacense con el gobierno municipal, y consultado sobre el trabajo proselitista y electoral de muchos funcionarios para Hacemos por Córdoba, Lucero relativizó las diferencias.

‘Tengo profundo respeto por las decisiones personales en términos ideológicos. Estoy convencido que el camino no es el que propone Hacemos por Córdoba o el peronismo cordobés, pero en eso podemos disentir con dirigentes y personajes importantísimos de la política local. Son miradas diferentes y hay que aprender a convivir’, cerró.

1 COMMENT

  1. Realmente cuesta creer el grado de hipocresía de este dirigente.

    Justo esto es lo que indigna a la población y tira abajo el valor transformador de la herramienta política.

    Cuando dice que los dirigentes no se ponen a dedo, lleva a Curvino (peronista hasta la médula) como candidato de la UCR local, y ni siquiera lo pone él a dedo, lo pone Avilés a dedo, el cuál haciendo campaña para Natalia de la Sota y con los dedos en “V”, definía la propuesta radical de la ciudad. Si eso no es faltarles el respeto a los afiliados de la boina blanca, explíquenme que es el respeto.
    Creo que este es otro caso similar a Benjamin Button, es otro joven de la ciudad que nació viejo, con todas las mañas de la vieja política que nos trajeron a este desastre.

    Antes, era que se rompa y no se doble, de momento vemos que es muy flexible.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here