Andrea Castana fue atacada y asesinada el 11 de marzo de 2015 mientras realizaba una caminata en el Cerro de la Cruz de Villa Carlos Paz.

Según la investigación, al menos un hombre abusó de ella y luego la estranguló y ocultó su cuerpo en la zona y mientras que parte de sus ropas fueron halladas a unos 800 metros del lugar.

En las últimas horas, se conoció que el perfil de ADN del material genético hallado en el cuerpo de Andrea, coinciden con el de un atacante de otra mujer que fue violada en 2005, diez años antes del asesinato de Castana, por lo que se abre la hipótesis de estar frente a un caso de violador serial en la zona.

El propio abogado de la familia Castana, Carlos Nayi, quién se reunió en las últimas horas con el fiscal de la causa Ricardo Mazucchi, confirmó la novedad.

“En la causa Castana no hay que descartar ninguna posibilidad, de todas maneras, a medida que avanza la investigación, va cobrando peso en esta última parte de la instrucción una hipótesis que habla de un posible ataque de índole sexual por parte de una persona que habría atacado a otras mujeres con anterioridad. La fiscalía debe seguir trabajando para llegar a desmalezar toda la prueba, quedarse con la más importante y poder llegar a los responsables del asesinato, para darle paz a los padres de Andrea que necesitan poder vivir el duelo por la muerte de su hija”, le dijo Nayi a Radio Universidad.

Dudas y críticas del padre de Andrea

Sin embargo, el propio padre de la víctima, Luis Castana, aseguró que el dato de la coincidencia del material genético se sabía desde hace años y se mantenía en secreto dentro de la investigación para tratar de no alertar al supuesto agresor.

“No me sorprendió lo del ADN, pero sí lo que pasó, porque supuestamente se trataba de información secreta de la causa para no alertar al supuesto violador fantasma. Hace años que sabemos eso”, aseguró Castana en diálogo con el programa “Entre Nosotros Rebeca” de radio Universidad.

En ese sentido, dijo que probablemente alguien “alguien habló y se filtró la información. No sé si fue la fiscalía, la policía judicial… pero no decirlo era una estrategia para tratar de ubicar al asesino”.

“Aparentemente el primer caso de violación en el Cerro de la Cruz se habría dado en 1995 y a partir de allí hubo varios casos más. O sea que si hay un violador serial desde esa fecha se ve que a nadie nunca le importó esto, porque ni la policía puso custodia en las excursiones, no hay cámaras, ni la municipalidad hizo nada tampoco”, dijo el padre de Andrea.

“Creo que es una cortina de humo. Sé de muchos casos de violaciones que las víctimas no denunciaron. Y si uno se pone a ver, en todos los casos las violó y las dejó, no las mató como a Andrea. En el caso de mi hija se tomó el trabajo de taparla con piedras y llevar su ropa a 800 metros del lugar. Me parece que esto del violador serial puede ser para encubrir otra cosa porque hay pruebas. Para mí, y es mi teoría, están tratando de cubrir algo con esta hipótesis”, aseguró Castana.

Los dichos de Castana apuntarían contra una presunta maniobra para favorecer al exesposo de Andrea, Juan Manuel Lazzaroni, que fue el primer imputado en la causa. Luis Castana, considera que pudo haber sido el presunto instigador del crimen.

“Desde el primer día el fiscal Ricardo Mazucchi imputó a mi yerno, no fui yo”, sentenció Castana.

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here