Por Alejandro Gómez – Director

Pasan los años…

Pasan las ediciones…

Pasan los conflictos…

Pasan los problemas…

Pasan las soluciones…

Pasan las promesas…

Pasan las elecciones…

Pasan los gobiernos…

La vocación sigue.

La Jornada, solo periodismo.

Eran tiempos complicados. El país estaba sumido en una profunda crisis política, social y económica. Hablamos de diciembre de 2001 y los primeros meses de 2002.

Mal momento para emprender cualquier cosa.

Sin embargo, y quizá motivados por ese complejo contexto, tres comunicadores locales resolvieron darle forma a un proyecto periodístico que nació el 9 de abril como La Jornada.

Quien esto escribe, Alejandro Gómez, Fernando Agüero y Juan Pablo Viola asumimos la responsabilidad de llevar adelante esta iniciativa, convencidos que a Villa Carlos Paz le hacía falta otro medio de comunicación. Al poco tiempo, Viola y Agüero siguieron su desarrollo profesional por otros caminos, pero el proyecto se mantuvo.

La Jornada nació como diario. Salía de lunes a viernes, y aunque con una tirada limitada, logró instalarse como opción.

Hacia fines de 2006, aceptando una propuesta de Fernando Villa (director de FM Azul), La Jornada cambió su formato y se transformó en el primer diario vespertino de la ciudad.

La experiencia duró un año.

La complicada situación económica y las escasas perspectivas pusieron el proyecto al borde del abandono.

Pero seguimos adelante.

Para eso hubo que reformular completamente la idea. Y así nació el semanario La Jornada.

En enero de 2008, con nuevo tamaño, renovado diseño, y una tirada masiva, de distribución gratuita, volvimos a la calle.

A lo largo de estos años La Jornada fue cambiando, reinventándose y adaptándose a los nuevos tiempos. En junio de 2012 pusimos un pie en la era digital, habilitando el sitio de internet propio (www.lajornadaweb.com.ar), donde la actualización es diaria y al instante.

Más reciente, sumamos experiencia en radio (actualmente en VillaNos, la radio de la Coopi) y televisión (la incursión duró muy poco, vetados por el poder municipal que encarna la Gestión Comunitaria).

La brutal crisis económica provocada por el gobierno de Mauricio Macri, en 2018, nos obligó, otra vez, a modificar el formato para sostener la gráfica. En octubre de ese año, entonces, el semanario dejó paso al mensuario La Jornada.

A pesar de los cambios, lo que nunca estuvo en duda fue la convicción que nos llevó a sacar el primer ejemplar, el 9 de abril de 2002: informar, ofrecer material para el análisis y generar debate.

Está claro que tenemos falencias, debilidades, y errores. Pero ejercemos el oficio periodístico con honestidad.

Y más allá de los logros alcanzados –para algunos serán pocos, para otros muchos- seguimos adelante con este ambicioso proyecto.

Muchas gracias a todos. A los que nos apoyaron desde el primer día, a los anunciantes, a los amigos, también a quienes nos critican y especialmente a nuestros lectores.

Un párrafo aparte para todos los que, desde su lugar, conforman el equipo de trabajo de La Jornada. Sin ellos esto sería imposible.

Gracias.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here