Bebé en incubadora - Cba24nAl igual que sucedió en el Hospital Materno Neonatal el pasado martes, una madre de 21 años habría parido a su bebé en el baño de un nosocomio ante la falta de respuestas por parte de los profesionales médicos. (Ver: Una mujer tuvo a su bebé en el baño del Hospital Neonatal)

En esta ocasión, una mujer en trabajo de parto se presentó en el Hospital Iturraspe de San Francisco para dar nacimiento a su hija Luisana Pérez.

Según acusan los familiares de la progenitora identificada como Jordania, la joven mamá rompió bolsa y “la dejaron esperando alrededor de una hora”.

“Tres veces nos acercamos a las doctoras para deciles que ella sentía que el bebé se le estaba saliendo (…) Las enfermeras se acercaron y la llevaron al baño porque decían que esa sensación que ella tenía eran deseos de ir de cuerpo. La llevaron al baño y la dejaron sola”, recordó la cuñada de la mujer en diálogo con FM 90.7 Radio Romántica.

Minutos más tarde, ante las demoras en el sanitario, el hermano de la joven embarazada da cuenta que ésta estaba gritando. Luego de frustrados intentos para que fuera asistida por personal médico -siempre según la versión de los familiares- un profesional ingresa al baño y da cuenta que la mujer ya se encontraba pariendo al bebé.

“Mi cuñada estaba parada en la puerta del baño y la bebé se les cayó al suelo. Salieron corriendo para estabilizarla pero el informe del pediatra indica que la bebé estaba lastimada y probablemente tragó líquido”, relató la testigo del episodio al medio cordobés.

El portal El Periódico de San Francisco consultó a Mario Vignolo, director del Hospital Iturraspe, quien dio una versión diferente de los hechos: “A la mujer la estaban atendiendo y pidió para ir al baño y se desencadenó el parto. El esposo pidió ayuda, la cual fue inmediata y todo era normal. Era un embarazo de 35 semanas y no hubo nada de golpes”, justificó el profesional, quien remarcó queeste tipo de hechos es bastante más común de lo que se piensa.

“Quiero aclarar que situaciones fortuitas y desagradables ocurren desgraciadamente en todos lados pero justamente esta no es una de ellas. Hoy la madre y el niño se encuentran bien y recibiendo los cuidados necesarios que nunca dejaron de tener”, aclaró el director del hospital.

Finalmente, la beba -que nació con 2.600 kg- debió ser derivada al Hospital Misericordia de la ciudad de Córdoba. Familiares acusan que “tuvo que ser trasladada por los golpes”, en tanto que los médicos afirman que fue “debido a que es prematura y necesita cuidados especiales”.

 

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here