La joven de 21 años fue operada el miércoles en Buenos Aires y se encuentra estable. La recuperación le llevará cerca de un mes.

Martina ClottiMartina Clotti vive en Carlos Paz, tiene 21 años y desde que nació padece de Fibrosis quística.

Esta enfermedad es hereditaria, causada por un gen defectuoso que lleva al cuerpo a producir un líquido anormalmente espeso y pegajoso llamado moco. Este moco se acumula en las vías respiratorias de los pulmones y en el páncreas, ocasionando infecciones pulmonares potencialmente mortales y serios problemas digestivos.

En el caso de Clotti, el trasplante fue la única opción. Martina estaba en el listado de emergencia nacional en INCUCAI desde febrero. Hace un mes se trasladó junto a su mamá a Buenos Aires para estar cerca del Hospital Austral de Pilar y finalmente, esta semana, encontraron un donante compatible. La joven fue operada el miércoles y se encuentra estable.

Esta mañana, Soledad Herrera, mamá de Martina en diálogo con Cara y Cruz aseguró que se encuentra estable: “Desde ayer a las 15 respira usando sus pulmones nuevos. Ella está dormida y continúa delicada por la misma cirugía, pero está evolucionando bien. Lo importante es que los pulmones trasplantados funcionan. Los médicos nos aseguran que faltan muchas horas para despertarla, pero hoy tal vez le quiten el tubo y ahí entonces si podrá respirar ella por sus propios medios”.

En palabras de su mamá: “La decisión del trasplante fue absolutamente de ella. Nosotros estabamos con mucho miedo pero ella estaba completamente decidida. No sabíamos si iba a resistir la cirugía por su bajo peso, o si Argentina era el lugar indicado para hacerlo. Yo nunca pensé que esto iba a ser tan rápido. Hace un mes vinimos a Buenos Aires y la empezaron a preparar con rehabilitación para estar más fuerte para el procedimiento. La espera no fue larga y nos tomó muy por sorpresa”.

Soledad recordó que su hija entró contenta la quirófano pero que fue una noche muy larga: “Fueron horas interminables. Yo valoro mucho que los médicos se preocuparan porque las condiciones de Martina para llegar a la operación fueran óptimas. Entró al quirófano caminando. Esperamos que siga evolucionando bien”.

En Argentina se estima que la enfermedad afecta a una de cada 30 personas. Para la mejora en la calidad de vida de cada paciente, es fundamental su rápido diagnóstico.

Córdoba conoció la enfermedad por la lucha de la familia Oviedo. Las mellizas Marisol y Maribel se transformaron en abanderadas contra la Fibrosis y aunque Marisol murió en la batalla esperando un trasplante de pulmón que no llegó, la necesidad de concientizar a la población sobre la donación de órganos sigue firme.

 

 

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here