• Se trata de una fecha para sensibilizar sobre el cuidado de la salud de una manera integral.
  • Especialistas enfatizan en su cuidado mediante una alimentación saludable, actividad física frecuente y espacios libres de humo de tabaco.
  • En el actual contexto por Covid-19, las personas con afecciones cardiovasculares deben mantener controles y tratamientos, respetando las medidas de prevención.

En el marco del Día Mundial del Corazón, el Ministerio de Salud invita a sensibilizar a la comunidad sobre la importancia del cuidado de la salud cardiovascular de una manera integral. En este sentido, los equipos de especialistas apuntan a mantenerse saludables a través de la alimentación, la actividad y el movimiento físico, y evitando el consumo de tabaco.

La comunidad puede implementar hábitos saludables en el hogar, tales como cocinar y comer sano mediante una dieta con muchas frutas, verduras de estación, pescado e ingesta de Omega 3hacer actividad física, al menos media hora diaria; evitar aumentar de pesorealizar actividades manuales y de entrenamiento del cerebro, para mantenerse activo y ágil; y prescindir del consumo de grasas saturadas.

En cuanto a la actividad física como hábito de prevención de enfermedades cardiovasculares, vale destacar que, en el contexto actual de distanciamiento físico preventivo, colabora el transitar este periodo de manera saludable, ya que tiene beneficios a nivel físico, disminuye el estrés, la ansiedad y la depresión.

En este sentido, pueden adoptarse nuevas costumbres tales como aprovechar las instalaciones y espacios del hogar. Asimismo, puede resultar una oportunidad de encuentro entre las personas que lo habitan, y, además, una instancia para el bienestar individual.

Mantener controles

A partir del contexto sanitario por Covid-19, es importante extremar las medidas preventivas y, aquellas personas con afecciones cardiovasculares, deben mantener los controles y tratamientos en tiempo y forma.

Al respecto, Graciela Scaro, jefa del Servicio de Cardiología del Hospital Córdoba, explica:

“Es fundamental que quienes se encontraban bajo tratamiento farmacológico, continúen tomando su medicación. Para ello, deben continuar con las consultas a su médico y no abandonar el tratamiento.”

Es importante considerar que, en la actualidad, muchas personas se ven afectadas por situaciones de estrés, que tiene injerencia en la actividad cardiovascular.

“Muchas personas nos consultan por dolor de pecho, muchas son jóvenes; esto puede tener que ver con causas de estrés. Deben realizar consultas también”, agrega la especialista.

Prevención en todas las edades

Se debe consultar a un especialista ante la presencia de síntomas como dolor, opresión o molestia en el pecho; dificultad para respirar o palpitaciones.

En el contexto actual, algunas instituciones de salud permiten que la consulta sea de manera virtual y, en caso de que sea presencial, debe hacerse con los cuidados que requiere la contingencia.

El o la especialista decidirá los estudios a realizar según los síntomas y los antecedentes previos que la persona presente. En muchas ocasiones se solicita un laboratorio de rutina -incluyendo estudio de los lípidos y función hepática-, así como un electrocardiograma.

Vale destacar que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo, y se estima que, en todo el continente, ocasionan 1.6 millones de muertes al año, siendo el 30% de ellas prematuras, en individuos de entre 30 y 60 años.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here