Tras conocerse la semana pasada las imputaciones a dos médicos vinculadas a la investigación del brote de coronavirus en la Residencia Geriátrica Santa Lucía de la localidad de Saldán, el gobierno de Mayu Sumaj emitió un comunicado respaldando al profesional que también presta servicios en el dispensario comunal.

Se trata de Lucas Figueroa, quien fue acusado de “propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”. El otro imputado es el Director Médico de la residencia, Marcelo Santiago Lázaro.

Tras destacar “el compromiso profesional y humano” con que Figueroa se desempeña en el dispensario San Nicolás, el gobierno comunal expresó su preocupación “por la criminalización y hostilidad de que son objeto los integrantes de los equipos de salud”.

Por este motivo solicitó que “se revea su imputación, pues en estos tiempos de pandemia la sociedad necesita de profesionales amantes de su oficio, abnegados y valientes, dispuestos a dar todo, incluso si eso significa arriesgar su propia salud y la de su familia”.

Por último, las autoridades comunales encabezadas por la presidenta Mara Albelo y los agentes de salud que trabajan en el dispensario San Nicolás y la comunidad toda de Mayu Sumaj “se solidarizan con el Dr. Lucas Figueroa, y hacen público su apoyo y reconocimiento al valioso e imprescindible aporte”.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here