Un conductor que transitaba por Lago Puelo, una localidad chubutense, sorprendió a los policías de un control porque “rompió” el alcoholímetro al superar el máximo de alcohol que podía registrar la máquina.

El hombre realizó dos veces la prueba. En un segundo intento, el aparato (que registra hasta un máximo de entre 3 y 4 gramos de alcohol) dejó de funcionar. El máximo permitido para la circulación en Chubut es de 0,5.

El control estaba instalado la madrugada del domingo pasado en la ruta provincial 16, en el límite con Río Negro. El operativo fue realizado por la Delegación de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, la Policía chubutense y la Dirección de Tránsito local.

El conductor abandonó el control sin su automóvil, que fue retirado porque no tenía los documentos que acreditaran la propiedad.

En el mismo control, el máximo de alcoholemia que habían detectado hasta ese momento era de 2,90, por lo que las autoridades calificaron la situación como “insólita” por lo poco frecuente.

En Villa Carlos Paz

En Villa Carlos Paz, en tanto, el municipio informó que este domingo se realizaron diferentes controles vehiculares y de alcoholemia en diversos puntos de la ciudad.

En ese marco se procedió al secuestro de siete vehículos y se labraron 10 actas de constatación.

Las infracciones cometidas tienen relación con alcoholemia superior a lo permitido, circular sin documentación vehicular y negarse a exhibir la licencia o no llevarla consigo. Los controles se realizaron de forma móvil en distintos puntos de la ciudad.

Cba24n / La Jornada Web

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here