En el extenso debate sobre el Presupuesto 2020 hubo momentos (varios) para la chicana. Y uno de ellos tuvo como principal destinatario el médico sanitarista Emilio Iosa. Las sucesivas intervenciones de los concejales de Carlos Paz Unido para “pegarle” al líder de Carlos paz Despierta evidencian lo incómodo que está resultando el joven dirigente para el gobierno municipal.

La primera en referirse al dirigente fue Livelli que, sin nombrarlo, dijo que le pareció desafortunada la frase que “se destina más dinero a los muertos que a los vivos”, cuando comparó el presupuesto destinado al cementerio y a los planes de vivienda.

“Es mentira que el cementerio tiene más recursos que los definidos para planes de vivienda”, dijo Livelli quien también destinó tiempo de su intervención a refutar lo expresado por Iosa sobre la escasez de recursos para el saneamiento del lago San Roque. “Las acciones para el saneamiento del lago están en diferentes jurisdicciones. Hay que saber leer el presupuesto”, manifestó.

El otro edil que dedicó parte de su intervención a Iosa fue Mariano Melana. Siendo más explícito, el concejal acusó al dirigente de hacer “publicidad negativa con el lago” y de “atentar contra las fuentes de trabajo de los vecinos”.

“Iosa boicotea la ciudad para que no vengan turistas”, acusó.

Tras las expresiones vertidas, tomó la palabra el representante de CPD, Daniel Ribetti, quien respondió diciendo: “Acusar a Iosa de denunciar la situación del lago es minimizar el problema ambiental que tenemos. En 2017, cuando explota el bloom, fue algo que no se podía ocultar y las primeras tensiones de Iosa dentro del municipio, que en ese momento trabajaba, tenían que ver con esto. ‘No denuncies’, ‘no digas nada’, porque la gente no va a querer venir a Carlos Paz. El tema no es no decir nada si el lago está contaminado. La culpa no es del mensajero, sino de quienes tienen la responsabilidad de hacer lo que no hicieron durante los últimos 30 años”.

El edil dijo que CPU se maneja con “una lógica de ocultar las cosas” y como ejemplo mencionó la sugerencia del secretario de Economía y Finanzas, Daniel Gilli, que en audiencia pública sostuvo que no debería incluirse en el Presupuesto el detalle de los sueldos de la planta política. “Lamento que la capacidad de análisis los lleve a plantear que el problema es el que denuncia”, concluyó.

El tema no quedó ahí.

Acto seguido, tomó la palabra el concejal Sebastián Guruceta (CPU) quien fue mucho más allá y acusó a Iosa de tener “relaciones carnales con la Coopi”. “Dan conferencias juntos sobre la situación del lago, siendo que a la Coopi le faltó hacer el 70% de la red de cloacas correspondiente al primer anillo de prestación”, disparó.

Ribetti pidió la intervención de la presidencia para hacer un llamado de atención al edil, pero Zacarías se excusó de mediar diciendo simplemente “está haciendo uso de la palabra”. Y Guruceta siguió.

Minutos más tarde, y ya con la discusión en otro punto del orden del día, llegó al recinto Emilio Iosa. Se sentó en la primera fila y desde allí siguió los debates en silencio y mirando con atención a los ediles. No hubo más referencias a su persona.

Nota correspondiente a la edición n° 548 del periódico La Jornada, del 25 de diciembre de 2019.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

3 COMMENTS

  1. ¡¡¡¡No solo contra “IOSA” fundamentalmente contra la “COOPI”. Las palabras de Guruceta son claras. ¡¡¡Que orgullo que los “SIN-VERGÜENZAS” proyecten en los “REBELDES” sus miserias!!!!

  2. MELANA , TE ACORDAS DE LA PELICULA TIBURON , QUE POR NO ESPANTAR EL TURISMO NO CLAUSURARON LAS PLAYAS Y EL TIBU SE MORFO UNOS CUANTOS , BUENO ACA TARDARAN UN POCO MAS EN MORIRSE , PERO SE VAN A IR BIEN CONTAMINADITOS

  3. Cómo siempre,cuando está al que ensucian adelante de ellos se tragan el sapo como buenos políticos cagones y doble cara

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here