Cada 13 de diciembre se celebra en todo el país el Día del Óptico coincidiendo con la festividad católica de Santa Lucía, “la que lleva la luz”. La fecha fue instaurada por Asociación de Ópticos y Técnicos de la Provincia de Buenos Aires (ADOT) en 1952, justamente en honor a la protectora de la vista.

“Me acuerdo que iba a la secundaria y me fijaba en las ópticas sin saber que sería óptico. La vida me llevó a esto por un camino bien profundo. Somos contados los que tenemos esa vocación”. La definición corresponde a Ascanio Zecchin quien, con 58 años de profesión, es el óptico más antiguo de Villa Carlos Paz.

La tradicional ‘Óptica Zecchin’, hoy enclavada en pleno centro (9 de Julio 129), fue fundada en 1961.

Seriedad, permanente estudio, destacado servicio al cliente, actitud proactiva frente a los cambios y constancia a través de los años son los pilares del prestigio que el equipo liderado por Ascanio Zecchin y Alicia Lazcano, más Germán Zecchin (la generación que viene), supo conseguir.

“Hay diferentes ópticos. Los que solo ven la parte comercial, y los que quieren y profundizan en su profesión. La persona que viene a la óptica esto último es lo que percibe, y creo que es lo que constituye nuestro mayor valor”, destacó.

“Soy el primer óptico de Villa Carlos Paz, ya que si bien previamente había una óptica, el responsable era un regente”, contó con orgullo.

Mantener la calidad en la atención y crecer sostenidamente a través de los años no han sido tareas sencillas.

“Nuestros pilares son responsabilidad, calidad y servicio. Sostenerlos nos demanda confiar en un laboratorio de primer nivel que respalde nuestra labor diaria. Estamos conectados online con la planta de producción, lo que asegura una atención personalizada y eficaz. La permanente incorporación de tecnología de punta y nuevos productos marcan una diferencia en nuestra óptica”, valoró.

¿Lo que viene? Apostar a la expansión, continuando con la marca ‘Óptica Zecchin’ y la misma filosofía de trabajo que los llevó al lugar de referentes no solo en Villa Carlos Paz, sino en el país.

Línea de tiempo
1961-1970: Ascanio Zecchin obtiene el título de Perito Óptico Nacional en la Universidad del Litoral, dando inicio a la actividad en la más importante galería comercial del momento como ‘Foto Óptica Zecchin’ en sociedad con su hermano Sergio.
1971-1980: se concreta la compra del local propio (9 de Julio 129) y se consolida como el comercio más importante de la ciudad, tanto en el rubro óptica como fotografía y fotocopiado.
1981-1990: El crecimiento comercial hace necesaria la expansión de la óptica en el primer piso con la especialidad de contactología, independizándose del rubro fotografía.
1991-2000: se extiende la óptica en planta baja ocupando la totalidad del local con la adquisición del 50% de la sociedad, quedando en uso exclusivo del rubro.
2001-2010: renovación integral de instalaciones, informatización de datos y automatización de los procesos de calibrado y armado convierte a Óptica Zecchin en la más moderna del Valle de Punilla.
2011-2020: 58 años de trayectoria, un nuevo rumbo de vida y decisiones importantes son desafíos que seguramente producirán las transformaciones necesarias con la continuidad de su hijo Germán Zecchin, siendo la óptica líder en Villa Carlos Paz.

Nota correspondiente a la edición n° 548 del periódico La Jornada, del 25 de diciembre de 2019.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

1 COMMENT

  1. No voy a hablar de oftalmología, ya que aunque fui médico cirujano, jamás me atreví a tocar un ojo. Si voy a referirme a Ascagno, Alicia y su familia porque desde hace muchos años acompañé y fui acompañado en actividades conjuntas que me permiten afirmar la seriedad, responsabilidad y espíritu de solidaridad que embellecen a la familia de referencia. Un abrazo para todos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here