Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales descubrieron una nueva especie mineral, denominada liraíta.

El mineral se describe como un fosfato hidratado -es decir que tiene principalmente fósforo y agua-, pero también tiene manganeso, hierro, calcio y sodio. Además, es de color verde oscuro. El nombre “liraíta” fue puesto en honor al docente e investigador, director del Museo Stelzner y del grupo de trabajo, Raúl Lira.

Las muestras portadoras de esta especie fueron extraídas en 1991 en la pegmatita Ceferino Namuncurá, en la sierra de Pocho, por un integrante del grupo de investigación, Jorge Sfragulla, junto a docentes e investigadores del Museo de Mineralogía y Geología.

La liraíta en estado natural es difícil de ver a simple vista, según explicó Jorge Sfragulla. Las muestras que se extrajeron son un caso raro, porque el mineral está presente en nódulos grandes.

Los ejemplares habían quedado preservados en las colecciones del Museo de Mineralogía y Geología sin que nadie los estudiara hasta 2017, cuando el primer autor del trabajo e integrante del grupo de investigación del Museo, el geólogo Marco Biglia, inició su estudio mineralógico sistemático.

La nueva especie pasa a integrar la lista de minerales conocidos en nuestro planeta, compuesta actualmente por poco más de 5.300 especies. Aún no se le encontraron usos posibles a la liraíta, aunque no se descarta que lo hagan en un futuro.

El logro consumió casi 3 años de trabajo de un grupo de trabajo conformado por docentes-investigadores de la FCEFyN (Museo de Mineralogía y Geología “Dr. A Stelzner” y cátedra de Petrología Ígnea y Metamórfica), del IANIGLA (CCT–MENDOZA CONICET) y de investigadores de las universidades de Manitoba (Canadá) y Maine (Estados Unidos).

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here