Al margen del escándalo por los sueldos de la planta política y el monto global que roza los 3 mil millones de pesos, el proyecto de presupuesto que elaboró el intendente Daniel Gómez Gesteira para 2020 deja muchos otros aspectos para analizar.

Uno de ellos tiene que ver con el ‘plan de obras’ que se incluye con un detalle de los trabajos que el municipio se compromete a realizar durante el año.

Resulta interesante comparar el impacto que el ‘plan de obras’ tiene respecto del presupuesto, tomando desde 2018.

Aquel año el presupuesto que se aprobó era de $ 1.247.252.060. El plan de obras, $ 371.000.000, representaba el 29,7%.

En 2019 el presupuesto sumó $ 1.707.745.042. Su plan de obras era de $ 296.650.000, el 17,4%.

Para 2020, el proyecto de presupuesto (actualmente en estudio en el Concejo de Representantes) es de $ 2.971.727.424; mientras que el plan de obras requiere $ 403.194.000. El 13,5%.

Pero no sólo es llamativo este retroceso en materia de inversión; repasando rápidamente el ‘plan de obras’ 2020, y comparándolo con los de 2018 y 2019, encontramos que varios de los proyectos se repiten. Es decir, vienen arrastrándose año tras año en una especie de ‘copie y pegue’ lamentable aunque, claro, el costo actual es muy superior. Incluso, sin relación directa con la inflación registrada.

Como ejemplos podemos citar el ‘paseo de las Canteras’ (presupuestado en 600 mil pesos en 2018; 1,5 millones en 2019; 1,5M en 2020); ciclovías (800 mil en 2018; 1M en 2019; 2M en 2020); y sistematización calle Rosario ($ 2,5M en 2018; $ 3M en 2019; $ 5M en 2020).

También son parte de esta lista de sistemáticos incumplimientos obras urgentes y muy necesarias en materia de agua como el módulo de decantación de la planta de Cuesta Blanca ($ 9M en 2018; $ 18M en 2019; $ 20M en 2020), y la toma subálvea del arroyo Los Chorrillos ($ 1,5M en 2018; $ 7M en 2019; $ 17M en 2020).

El planificado Puente Rizzuto aparece en el ‘plan de obras’ de 2018 con $ 1,9M, muta a Ampliación Rizzuto en 2019 con $ 5M, y vuelve a aparecer en 2020 con $ 18M.

El mejoramiento del bulevar Estrada se proyectó en 2019 con $ 5M y se presenta nuevamente para 2020 con el doble de su costo: $10M.

Si bien no hay, de parte del municipio, explicaciones sobre por qué no se realizaron estas obras en el momento proyectado, es fácil advertir que forman parte del entramado marketinero que deriva en el festejado superávit.

Pasando en limpio… proyectan obras, cobran a los vecinos tasas para realizarlas y luego no las hacen. Y dicen que son buenos administrando porque les sobra plata.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here